TIPOS DE VISAS DISPONIBLES A ESTUDIANTES Y ACADEMICOS EXTRANJEROS

TIPOS DE VISAS DISPONIBLES A ESTUDIANTES Y ACADEMICOS EXTRANJEROS

Por: Ricardo Skerrett

Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

www.ricardoskerrettimmigration.com

                 En nuestro último artículo discutimos los obstáculos y retos en el campo de inmigración a estudiantes, investigadores y profesores extranjeros. En este artículo vamos a ilustrar las alternativas de visas de no-inmigrantes y de inmigrantes disponibles a estudiantes y académicos extranjeros dentro del marco de restricciones federales en vigor actualmente.

Por definición, una visa de no inmigrante (las que vamos a discutir en este artículo son las de estudiantes y trabajadores: F-1, J-1 y H1B) se expide en aquellos casos en que el extranjero tiene la intención de regresar eventualmente a su país de origen, no obstante la visa se renueve en una o más ocasiones según la ley lo permita. Las visas de de trabajador permanente (al amparo de una solicitud I-140, como por ejemplo exenciones de interés nacional y de habilidad extraordinaria o “Nacional Interest Waivers and Aliens of Extraordinary Ability”) son para inmigrantes, extranjeros que entran a EE.UU. con el propósito de quedarse en EE.UU. de manera permanente. Esta visa permite que el trabajador ajuste su status para obtener su residencia legal permanente. En la mayoría de los casos, el mecanismo para lograr que una visa de trabajador permanente sea aprobada por el Servicio de Inmigración es el proceso de la certificación laboral con el Departamento del Trabajo. El mecanismo de certificación laboral se puede utilizar también para que extranjeros con ciertas visas de trabajo no-inmigrante, como por ejemplo la visa H1B, puedan convertirse en trabajadores permanentes para que puedan ajustar su status como residentes legales permanentes.

En casos de académicos e investigadores, el camino educacional usualmente comienza con la admisión del estudiante a nivel de bachillerato, continuando a través de la maestría y el doctorado, y entonces comienza el entrenamiento post-doctoral bajo la tutela de investigadores o profesores de alto rango. A estos se unen académico visitantes (“visiting scholars”) en sabática de universidades extranjeras y/o estudiantes con visas J-1. Mientras que algunos de estos extranjeros retornan a sus países de origen al concluir el período autorizado por la visa, otros permanecen en los EE.UU. como trabajadores temporeros H1-B u obtienen la residencia legal permanente a través de un patrono auspiciador o basado en alto grado de peritaje.

 

 

VISAS DE NO-INMIGRANTES

 

F-1(Estudiantes)

 

En adición a estudiar y asistir a clases, estudiantes extranjeros con visa F-1 pueden trabajar en ciertas circunstancias. Usualmente pueden trabajar a tiempo parcial en el campus de la universidad o colegio. También pueden trabajar fuera de la universidad durante el año escolar como parte de su educación (entrenamiento curricular práctico) o para resolver problemas económicos súbitos e inesperados. Además pueden trabajar fuera de la universidad a tiempo completo durante las vacaciones y después de graduarse hasta un año después (entrenamiento práctico opcional).

 

J-1 (visitantes de intercambio)

 

Esta categoría es utilizada comúnmente por académicos post-doctorales e investigadores auxiliares (“assistant researchers”). Este tipo de visa se utiliza para por académicos visitantes en sabática así como científicos que son trasladados de laboratorio en laboratorio con poca supervisión. Un aspecto de la J-1 que la hace atractiva para los auspiciadores pero que puede resultar ser adversa al extranjero con la visa es la ausencia de protección salarial que ofrece la categoría H1-B. Esto puede causar dificultades económicas al extranjero, restringiendo su compensación muy por debajo de los parámetros prevalecientes salariales disponibles a trabajadores H1-B bajo las guías obligatorias del Departamento del Trabajo (DOL” por sus siglas en inglés).

 

H-1B (trabajadores temporeros)

 

Cuando se expiran las estadías autorizadas por las visas J-1 o F-1, estos académicos e investigadores pueden cambiar a categoría -1B. No vamos a entrar en una discusión amplia de dichas visas en este artículo pero, es importante señalar que, primeramente, las guías salariales obligatorias del DOL pueden resultar ser un obstáculo para poder emplear a la persona bajo esta visa porque el patrono auspiciador podría no tener la capacidad económica para pagar el sueldo obligatorio. Segundo, esta categoría es temporera que provee hasta un máximo de seis años de autorización de empleo, con la salvedad que permite renovaciones anuales por concepto de una petición de certificación laboral pendiente.

 

VISAS DE INMIGRANTES

 

EXENCIONES DE INTERES NACIONAL (“NATIONAL INTEREST WAIVERS” O NIW)  Y EXTRANJEROS CON HABILIDADES EXTRORDINARIAS (“EHE”)

 

Estas son dos categorías adicionales útiles para académicos. Ninguna de las dos requiere una oferta de empleo permanente, pero ambas están sujetas a requisitos laborales. Por ejemplo, el Servicio de Inmigración (“CIS”) en el caso de EHE, exigirá prueba contundente a los efectos de que el extranjero continuará trabajando en su área de peritaje. CIS también exigirá contratos de empleo y evidencia de que el extranjero podrá sostenerse económicamente en base a su habilidad extraordinaria.

Certificación Laboral

 

Esta es una ruta disponible a investigadores para obtener su residencia. Debido a las exigencias salariales del DOL, muchos extranjeros optan por la ruta de clasificación EHE o, si el extranjero viene a dar clases, procesamiento de trato especial (“Special Handling” o “SP”). SP es una variación de la certificación laboral que permite a una universidad establecer que un profesor extranjero es el más cualificado de todos los candidatos que respondieron a un proceso de reclutamiento.

En el caso de EHE, hay que probar que el extranjero es internacionalmente reconocido en su campo, que pertenece a organizaciones internacionales de prestigio, y que ha recibido premios o reconocimientos en su campo académico.

 

CONCLUSION

 

Todas las visas antes discutidas, sean de no-inmigrantes o de inmigrante, están sujetas a las limitaciones de seguridad impuestas por la Lista de Alerta Tecnológica (“Technology Alert List” o “TAL”)  y Reglamentaciones Administrativas Sobre Exportación (“Export Administration Regulations” o “EAR”). El propósito de TAL es prevenir la exportación de tecnología o información sensitiva a través de actividades académicas y/o de investigación. La lista incluye áreas como ingeniería química y biotecnología, tecnología de ciertos materiales y robótica, seguridad informática, etc.

Bajo EAR, compañías americanas no pueden emplear extranjeros en ciertos trabajos importancia para la seguridad nacional. Esto aplica especialmente a contratistas del Pentágono, que no peden emplear a extranjeros que provienen de ciertos países (Siria, Turquía, Cuba, Corea del Norte, Irán, Afganistán, Irak, Libia, etc.).

Las inconsistencias actuales en las decisiones del CIS respecto a muchos casos de visas de empleo, al igual como retrasos, da la impresión de que el gobierno está aprobando casos de extranjeros con credenciales inferiores mientras que muchos con habilidades verdaderamente excepcionales están siendo denegados. Esto está minando la credibilidad del sistema de inmigración ante los ojos del mundo académico.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.