RECOMENDACIONES RELACIONADAS CON INMIGRACION DE LA COMISION 9/11

RECOMENDACIONES RELACIONADAS CON INMIGRACION DE LA COMISION 9/11

POR: Ricardo Skerrett

Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

ricardoskerrett@gmail.com

                 La Comisión Nacional Sobre Ataques Terroristas (“Comisión 9/11”) ha publicado su informe final. El informe provee un relato de las circunstancias que llevaron a los ataques terroristas el 11 de septiembre del 2001, incluyendo las medidas de seguridad en vigor al momento de los ataques y la reacción inmediata de las agencias de seguridad a los ataques. El informe también incluye recomendaciones para evitar ataques futuros y contiene varias observaciones y recomendaciones relacionadas con controles migratorios y la necesidad de que las agencias envueltas compartan información (“inter-agency information sharing”). A continuación reseñamos para nuestros lectores las recomendaciones y observaciones de la Comisión.

La Comisión señala varias deficiencias relacionadas con inmigración (“missed opportunities”) que impidieron que el gobierno obstaculizara la abilidad de los terroristas para entrar y permanecer en los EE.UU. Como ejemplos, el informe hace mención que entre los terroristas habían conocidos operativos de al Qaeda que debieron haber sido identificados y seguidos, que presentaron pasaportes fraudulentos y/o sospechosos, que hicieron declaraciones falsas en sus solicitudes de visas, que hicieron declaraciones falsas a oficiales fronterizos para lograr entrada a los EE.UU., y que violaron las leyes de inmigración durante su estadía en EE.UU. La contención del informe es que debido a que la seguridad fronteriza no se consideraba una prioridad de seguridad nacional antes de 9/11, ni los oficiales consulares del Departamento de Estado ni los inspectores y agentes del Servicio de Inmigración se consideraban partícipes esenciales (“full partners”) en los esfuerzos anti terroristas a nivel nacional.

Para corregir estas deficiencias e integrar a las autoridades de inmigración a ser partícipes en el esquema de compartir información (“information-sharing network”), y para que sea más difícil que terroristas logren entrada, la Comisión hace las siguientes recomendaciones para mejorar los controles migratorios:

  • Diseñar un sistema comprensivo investigativo (“comprehensive screening system”) uniforme con identificadores biométricos a todos los inmigrantes para todas las agencias y entidades gubernamentales, incluyendo las fronteras y las vías de transportación. Todas las inspecciones en las fronteras, incluyendo los programas de viajeros frecuentes (“frequent traveler programs”), deben ser consolidados con el sistema US VISIT para permitir el desarrollo de un sistema integrado.
  • La finalización rápida de un sistema biométrico de entradas y salidas que permita el flujo ininterrumpido de viajeros. La Comisión recomienda que los ciudadanos americanos, canadienses y mexicanos estén exentos del requisito de portar pasaportes biométricos. El informe señala que extranjeros pueden entrar a los EE.UU. actualmente con un mínimo de identificación. El informe recomienda que para evitar retrasos se les permita acceso a aquellos viajeros cuya identidad se conoce con certeza por visitas anteriores y/o frecuentes permitiendo así que los inspectores presten atención a aquellos extranjeros que pudieran ser de alto riesgo.
  • Establecer estándares uniformes en la otorgación de certificados de nacimiento y otras fuentes de identificación, como licencias de conducir.

Enfoque particular en viajeros que podrían ser terroristas. La inteligencia y funciones operacionales de las autoridades tienen que estar combinadas para interceptar terroristas, identificar sus modos de transportación y limitar sus alternativas de mobilidad.

El informe dice que nuestro sistema de inmigración debe darle la bienvenida a los inmigrantes que llegan legalmente y con propósitos legítimos a nuestro país, pero que es esencial conocer la identidad de los que llegan a EE.UU. El informe señala que hay más de 9 millones de inmigrantes ilegales en EE.UU, los cuales hay que monitorear. El informe también dice que las autoridades estatales y locales tienen que ser entrenadas para que trabajen y cooperen con las autoridades federales identificando sospechosos terroristas, ya que todos excepto uno de los terroristas 9/11 adquirieron algún tipo de identificación, algunos mediante fraude.

Por último, la Comisión dice en su informe que es necesario corregir la falta de coordinación y de compartir información entre las agencias de inteligencia, incluyendo la CIA, el FBI, el Departamento de Estado, el ejército y las agencias envueltas en la protección nacional. Específicamente, se hacen las siguientes recomendaciones:

La creación de un Centro Antiterrorista Nacional (“National Counterterrorism Center-NCTC”) para dirigir y facilitar las funciones de inteligencia y las funciones operacionales.

La creación de un Nuevo Director Nacional de Inteligencia (“National Intelligence Director”) para supervisar todos los centros de inteligencia y agencias que contribuyen a la seguridad nacional.

Reemplazar el sistema de acceso a información basado en demostrar la necesidad para saber (“need to know”) con un sistema de compartir información (“need to share”) entre las agencias de seguridad.

El informe concluye diciendo que es sumamente importante proteger nuestras libertades civiles y simultáneamente incrementar nuestra seguridad nacional, protegiendo el derecho a la privacidad y otras libertades esenciales. Como se va a lograr un balance está por verse, pero hasta ahora los derechos civiles están cediendo ante las necesidades de la seguridad nacional.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.