¿ QUE PASA CON LA PROPUESTA DE INMIGRACION DE BUSH?

¿ QUE PASA CON LA PROPUESTA DE INMIGRACION DE BUSH?

POR: Ricardo Skerrett

Ricardoskerrett@gmail.com

Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

                 En las últimas semanas se ha despertado un apoyo considerable por parte de industrias y grupos económicos norteamericanos a favor e la propuesta del Presidente Bush respecto a otorgar permisos de trabajo a inmigrantes. Importantes industrias y grandes contribuyentes a la campaña de reelección del presidente se han expresado a favor de la propuesta como un mecanismo de reducir demandas para trabajadores en varios sectores de la industria norteamericana. Existe un apoyo amplio y bipartita n el Congreso para aprobar la propuesta de Bush. Varios grupos de interés público y uniones de trabajadores a nivel nacional endosan la propuesta, entre otras la AFL-CIO (union más grande de trabajadores en EE.UU.), la American Health Care Assoc., Hispanic Alliance for Progress, Hotel Employees and Restaurant Employees International Union, National Council of Chain Restaurants, National Restaurant Assoc., UNITE, United Food and Commercial Workers, US Chamber of Commerce, y varias otras entidades.

¿Porqué entonces la propuesta no ha sido aprobada? La realidad estriba en el hecho de que la administración de Bush no ha cabildeado enérgicamente a favor de la propuesta desde que fue presentada, con la triste conclusion de que al Presidente lo único que le importaba era obtener votos hispanos cuando presentó su propuesta al inicio del año electoral. El Senador Chuck Hagel, R-Neb, declaró en unas vistas congresionales que la aprobación de la propuesta requeriría “liderazgo presidencial intensivo.” El senador Chris Dodd, D-Conn., ha declarado que el Presidente Bush le ha echado agua fría a su propuesta.

La inactividad de la administración se debe a una reacción negativa a la propuesta por parte de grupos republicanos ultra derechistas que contribuyen una gran cantidad de dinero a la campaña de Bush. Adicionalmente, el número de inmigrantes ilegales cruzando la frontera en el suroeste de los EE.UU. ha incrementado en un 25% en los últimos tres meses, lo cual muchos atribuyen a que inmigrantes ilegales han malinterpretado la propuesta de Bush con una aministía general.

En otras palabras, “the Bush administration has cold feet,” o como decimos en Castilla la Vieja, Bush ha cogido miedo. Desgraciadamente, la propuesta está estancada y no vemos luz al final del tunel. Es sumamente trágico, particularmente cuando varios legisladores de ambos partidos en el Congreso apoyan la medida, y habiendo apoyo para la misma por parte de varias industrias importantes norteamericanas en las areas de construcción, agricultura y turismo.

Por otro lado, los demócratas han estado muy activos en el congreso respecto a temas de inmigración. Este pasado 4 de mayo el senador Ted Kennedy (D-MA) y los Representantes Bob Menendez (D-NJ) y Luis Gutierrez (D-IL) presentaron un proyecto de reformas comprensivas de inmigración, denominado “Safe, Orderly Legal Visas and Enforcement Act of 2004” (SOLVE, por sus siglas en inglés).  La propuesta otorgaría un ajuste de status a aquellos inmigrantes indocumentados que viven hace 5 años o más en EE.UU. y que han trabajado y pagado impuesto por lo menos por doce meses aquí, fomentaría la reunificación de familias eliminando los retrasos en la adjudicación de casos, y crearía un nuevo programa para trabajadores temporeros. El proyecto protegería nuestra seguridad nacional legalizando a los indocumentados permitiendo así que las agencias gubernamentales enfoquen sus esfuerzos hacia la captura de terroristas y criminales en vez de trabajadores y sus familias.

Se trata de un proyecto que definitivamente contiene los elementos necesarios de una reforma, pues incluiría a esposos y esposas e hijos solteros menores de 21 años, no habría límites numéricos, y las exclusiones por estar fuera de status serían obviadas. Los elegibles estarían sujetos a un escrutinio de antecedentes penales, exámen medico y se tendrían que registrar con el Servicio Selectivo aquellos que cualifiquen por edad. En adición, los que cualifiquen deben tener un conocimiento básico del idioma ingles, o deben coger cursos para aprender el idioma. Los solicitantes podrían viajar y  trabajar mientras su solicitud esté pendiente. El proyecto crearía un nuevo programa de visas temporales H1D para trabajadores semi- especializados, y reformaría el program de visas H2B permitiendo que ambos programas conduzcan a la residencia permanente después de dos años de empleo.

Definitivamente las propuestas de los demócratas favorecen más a los inmigrantes indocumentados que las propuestas del Presidente Bush y el Partido Republicano. Desgraciadamente, con el balance de poder actual es poco probable que las iniciaticas demócratas sean aprobadas en estos momentos. Veremos a ver que pasa después de las elecciones.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.