NO AL PREJUICIO RACIAL AL SHERIFF DE COLLIER COUNTY EN LA IMPLEMENTACION DE LEYES DE INMIGRACION

POR: Ricardo Skerrett

Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

www.ricardoskerrettimmigration.com

Recientemente, 521 organizaciones locales y nacionales se unieron para enviar una comunicación al Presidente Obama solicitando que suspenda y termine el programa controversial del Departamento de Seguridad Interna (“Dept. of Homeland Security” o “DHS”por sus siglas en inglés) bajo la sección 287(g), un legado de la administración Bush que ha causado abusos serios y graves de derechos humanos y civiles por parte de agencias locales del orden público, incluyendo la utilización de perfiles de clasificación basados en raza y origen étnico que ponen en peligro al público.

                 El programa federal bajo la sección 287(g) que permite la utilización de las fuerzas locales del orden público para implementar las leyes de inmigración presenta una amenaza alarmante a las libertades civiles de esta nación. Al amparo de esta sección las agencias locales del orden público pueden suscribir acuerdos con el gobierno federal para recibir fondos y entrenamiento para utilizar agentes de la policía local para implementar las leyes de inmigración.

                 Desde sus comienzos, este programa ha sido duramente criticado por funcionarios federales, agentes del orden público, grupos comunitarios y los medios de comunicación. El programa ha causado la detención errónea e ilegal de ciudadanos americanos y de residentes legales por su apariencia o acento.

                 En esta área la oficina del Sheriff de Collier County ha suscrito un acuerdo bajo esta sección y está actualmente renegociando un nuevo acuerdo al amparo de una extensión de 90 días que sería efectivo este 10 de octubre. La comunidad en general y los medios de comunicación deben utilizar esta ventana de oportunidad para solicitarle públicamente al Sheriff de Collier County que no renueve y extienda el programa de la sección 287(g). En nuestro artículo anterior ofrecimos instrucciones sobre como radicar una querella por violaciones de derechos civiles bajo esta sección.

                 El programa 287(g) está repleto con problemas, incluyendo:

La utilización de perfiles de clasificación basados en raza u origen étnico

Es una amenaza a la seguridad pública porque resulta en un efecto disuasivo en confiar en las autoridades

La detención ilegal de ciudadanos americanos y residentes legales

La falta de supervisión por parte de DHS

Gastos innecesarios y costosos a las localidades que implementan el programa

Interfiere con el rol primordial de las agencias locales del orden público de proteger a la comunidad combatiendo el crimen

 

Ahora es el momento de unirse para protegernos de las violaciones a los derechos civiles causados por el programa bajo la sección 287(g). Dígale NO MÄS al Sheriff de Collier County.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.