LAS CONSECUENCIAS DE VIAJAR SIN UN PERMISO DE VIAJE

LAS CONSECUENCIAS DE VIAJAR SIN UN PERMISO DE VIAJE

 POR: Ricardo Skerrett

 Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

 www.ricardoskerrettimmigration.com

Pregunta: “Soy mexicana casada con ciudadano americano y mi esposo me está pidiendo. Yo entré con una visa de turista y me quedé más tiempo del autorizado en la I-94. Todavía no me ha llegado la tarjeta de residencia. ¿Puedo solicitar un permiso de viaje para viajar a México y regresar a EE.UU.”?

Contestación: No. Si viaja fuera de los EE.UU. antes de que tenga su tarjeta no la van a dejar entrar porque UD. acumuló presencia ilegal. La presencia ilegal se define como permanecer en los EE.UU. sin haber sido inspeccionado o admitido (entrada ilegal) o permanecer en los EE.UU. después del término de estadía autorizado.

                 Si una persona permanece ilegalmente en los EE.UU. por más de 180 días pero menos de 1 año y abandona el país podría ser inelegible para lograr readmisión por tres años desde la fecha de salida. Si permanece ilegalmente por un año o más, podría ser inadmisible por 10 años.

                 En el caso antes nos, una vez UD. obtenga su residencia permanente puede viajar sin la necesidad de un permiso de viaje siempre y cuando no permanezca fuera de los EE.UU. por más de 1 año. Esto se debe a que el defecto de UD. haber acumulado presencia ilegal se cura por matrimonio con ciudadano americano siempre y cuando, como en su caso, UD. entró a los EE.UU. legalmente con visa y fue inspeccionada.

                 El formulario de inmigración I-131, solicitud de permiso de viaje (“Application for Travel Document”), se utiliza para varios propósitos:

Sirve como un permiso de reentrada (“” reentry permit”) para que un residente permanente o condicional solicite admisión a los EE.UU. cuando regresa del extranjero sin la necesidad de obtener una visa de retorno con un consulado americano en el exterior, particularmente en aquellos casos en que el residente se ausenta de los EE.UU. por más de un año. En estos casos el permiso es válido por dos años y no se puede renovar.

Sirve como permiso de viaje para los refugiados y asilados en EE.UU. o para residentes permanentes que obtuvieron su residencia por asilo o refugio. Estas personas necesitan el permiso para entrar a los EE.UU. después de un viaje temporero al extranjero a menos que se les haya expedido un documento de libertad condicional (“advance parole”) como ocurre en casos de cubanos que obtienen refugio y son elegibles para el ajuste cubano. En estos casos es válido por un año y no se puede renovar.

Sirve también como documento de advance parole para autorizar la entrada temporera de un extranjero. Esto es una medida extraordinaria que se utiliza en muy pocas ocasiones en casos de emergencia para lograr la admisión de un extranjero que normalmente sería inadmisible.

En nuestro próximo artículo discutiremos donde y como se presenta un permiso de viaje, quienes son elegibles para solicitarlo, que ocurre si se viaja al exterior si un permiso de viaje, como corregir ese y otros problemas relacionados.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.