LAS VISAS DE NOVIO(A)

LAS VISAS DE NOVIO(A)

 POR: Ricardo Skerrett

          Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

           www.ricardoskerrettimmigration.com

 Pregunta: Soy ciudadano americano y a través de amistades conocí a la mujer de mi vida con quien me quiero casar. Nos conocimos mientras ella estaba de visita en EE.UU. y regresó a Perú. Estoy planeando un viaje para casarnos en Lima y traerla como mi esposa a los EE.UU. ¿Ella puede entrar con su visa de turista luego de que nos casemos para entonces yo pedirla acá?

Contestación- No. Si ella entra como turista estando casada con un ciudadano americano técnicamente comete fraude, pues la persona que entra con visa de turista tiene la intención de regresar a su país de origen, ya que la visa de turista es una de no inmigrante. Al ella estar casada con un ciudadano americano no entra con intención de ser turista, sino de quedarse permanentemente en los EE.UU. Ahí estriba el fraude, en entrar con una intención distinta a la de una visa de turista, pues la intención de ella es de inmigrar a EE.UU.

                 Si Uds. se casan en Perú, UD. tendría que regresar a los EE.UU. sin ella y entonces radicar una petición familiar (I-130) a favor de ella, lo cual puede conllevar un tiempo de espera de aproximadamente año y medio, pues luego de que el Servicio de Inmigración (“CIS”) aprueba la petición el caso se traslada al Centro Nacional de Visas del Departamento de Estado y de ahí pasa al consulado americano en Lima. Existe una manera más rápida para que Uds. puedan vivir como marido y mujer en EE.UU., pero conlleva un cambio en sus planes matrimoniales.

                 Mi recomendación es que definitivamente UD. viaje a Perú y se comprometa con su novia, pero no se casen en Perú. Luego del compromiso (el cual es prueba corroborativa de la relación de amor entre Uds.) en Perú, UD. regresa a los EE.UU. y la pide como novia o fiancé con CIS. Increíblemente pero cierto, las peticiones de fiancé toman aproximadamente unos seis meses en vez de año y medio, con la condición de que se casen en EE.UU. dentro de los 90 días de su novia pisar suelo americano. En otras palabras, la boda va a ser acá y no en Perú.

                 La petición de fiancé se radica con CIS en el centro de servicio de su residencia (para Florida es el centro de servicios de Texas) utilizando el formulario I-129 F. Esta petición únicamente está disponible para ciudadanos americanos, no para residentes legales permanentes. Por supuesto, hay que probarle al Servicio que ambas partes se conocen y sostienen una relación. Esto se prueba con una declaración jurada de cada uno a los efectos de que se comprometen a casarse dentro de los 90 días del arribo de su novia a los EE.UU., mediante pruebas de viajes, retratos, correspondencia, correspondencia electrónica,declaraciones juradas de testigos y familiares, etc. Si alguno de los dos han

estado casados anteriormente, tienen que proveer copias certificadas de las sentencias de divorcio. Si son menores de edad ambos o uno de Uds., tienen que proveer prueba del consentimiento de sus padres. Junto con la petición ambos tienen que someter retratos tipo pasaporte, y tienen que cada uno complementar y suministrar el formulario G-325A de información biográfica.

                 El costo de radicación es $170.00. Luego del matrimonio su novia debe solicitar un ajuste de status (I-485) para obtener su residencia legal condicional, la cual le dará derecho a trabajar legalmente. Durante los 90 días antes del segundo aniversario de obtener la residencia condicional, tienen entonces que radicar el formulario I-751 para remover la condición de residencia y de esta forma su ahora esposa obtendrá la residencia legal permanente. Buena suerte y felicidades en su matrimonio.

 

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.