¿Qué es una partida voluntaria?

¿Qué es una partida voluntaria?

POR: Ricardo Skerrett

          Miembro, Asociación Americana de Abogados de Inmigración

          www.ricardoskerrettimmigration.com

Pregunta- Soy colombiano, 20 años de edad y tengo una petición familiar pendiente (I-130) en inmigración porque mi madre es residente legal permanente casada con un ciudadano americano y mi padrastro me está pidiendo. Me cansé de esperar la aprobación y crucé por México ilegalmente y me agarraron. Estoy libre bajo fianza pero estoy en procedimientos de deportación y tengo una vista frente al juez de inmigración próximamente. ¿Qué opciones tengo?

Contestación- UD. es definitivamente deportable, pues trató de entrar a los EE.UU. sin visa y sin inspección. Si desea tener la oportunidad de poder regresar a los EE.UU. como inmigrante legal en el futuro una vez se apruebe la petición familiar de su padrastro mi recomendación es que le pida al juez una partida voluntaria (“voluntary departure” o “VD” por sus siglas en inglés) y se vaya de los EE. UU. dentro del término de tiempo que le conceda el juez sufragando UD. los gastos de viaje. Es importante que una vez llegue a Colombia se presente en la embajada o consulado norteamericano con la orden de VD para que conste en récord que UD. cumplió con la orden, o que vaya al Servicio de Inmigración (U.S. Customs and Immigration Enforcement o “ICE” por sus siglas en inglés) en el aeropuerto de salida con la orden de VD antes del vuelo de retorno a Colombia con el mismo propósito.

VD es un remedio disponible a extranjeros que han entrado ilegalmente a los EE.UU. y están en procedimientos de deportación, ya sea frente a ICE o frente a la Corte de Inmigración, aunque únicamente ciertos funcionarios, incluyendo los jueces de inmigración, están autorizados por ley para conceder el mismo. VD es un mecanismo que le concede a un extranjero que ha entrado ilegalmente a los EE.UU. la opción de regresar voluntariamente a su país de origen sin ningún obstáculo legal para que pueda volver a entrar legalmente en un futuro a los EE.UU., siempre y cuando cumpla con la orden de VD. Como decimos en Puerto Rico, es borrón y cuenta nueva.

Mi experiencia con este recurso ha sido sumamente favorable, pues es un remedio en donde la ley otorga un grado alto de discreción al juez. No se necesita probar tener buen carácter moral para ser elegible para este remedio, y el juez puede otorgar hasta un máximo de 120 días desde la fecha de celebración de la vista para darle oportunidad al extranjero para abandonar el país voluntariamente. Yo he tenido casos en donde el extranjero ha estado ilegalmente en EE.UU. por varios años, admite en la vista que ha trabajado ilegalmente utilizando un número de Seguro Social falso, y aún el juez ha concedido la partida voluntaria por encima de la objeción de los abogados del Departamento de Protección Nacional (“Department of Homeland Security” o DHS por sus siglas en inglés). Lo importante es que el extranjero no haya cometido un delito grave en los EE.UU.y que admita que es deportable por haber entrado ilegalmente.

Si el juez otorga una salida voluntaria y el extranjero no cumple con la misma, puede estar sujeto a una multa de hasta $5000.00 y ser inelegible para cualquier otro tipo de remedio al amparo del Código de Inmigración por un período de 10 años. En otras palabras, es un remedio que concede una oportunidad para el futuro pero el no cumplir con el mismo conlleva consecuencias sumamente onerosas.

Muchas gracias a todos los lectores de mis columnas. He recibido comentarios muy positivos sobre mis artículos. Por la presente me despido por motivo de vacaciones (creo que muy merecidas y mi asistente se siente muy aliviada de mi partida temporera) hasta mi próximo artículo para la edición de Gaceta del 6 de julio del presente.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.