Testimonials

Oct 13, 2017-Penn State University -Keynote speaker invitation

Ricardo:
No quería dejar pasar esta ocasión sin darte las gracias porque con tu trabajo legal me ayudaste  para que yo cogiera la Residencia, y hoy Julio 17, 2014   me hice  Ciudadano Americano.  Un fuerte abrazo y mil gracias. —Sr. Nelson Acosta

“AS EXECUTIVE AND ENTREPRENEUR I’VE HAD THE OPPORTUNITY TO HIRE THE SERVICES OF MR.RICARDO SKERRETT AS IMMIGRATION LAWYER AND I’VE FOUND TOP QUALITY AND PROFESSIONAL SERVICE, GIVING ME PERSONAL ATTENTION EVERY TIME I NEEDED HIS PROFESSIONAL ADVICE” Carlos Guerra

Executive V.P.
Intercontinental Financial & Professional Services, Inc.

—————————————————————————————

El destacado abogado Skerrett se incorpora a GACETA TROPICAL.

El destacado abogado de inmigración Ricardo Skerrett se incorpora a partir del viernes 15 de octubre al equipo de colaboradores de GACETA TROPICAL. Tendrá a su cargo una columna sobre inmigración que se publicará cada dos semanas. Skerrett, 44, nació y se crió en Puerto Rico, estudió una licenciatura con especialización en gobierno y leyes en Lafayette College, Easton, Pennsylvania, y obtuvo el grado de juris doctor en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en 1985. Practicó leyes en Puerto Rico hasta que se mudó a La Florida por razones familiares. Está facultado para ejercer leyes en Puerto Rico y es miembro de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA por sus siglas en inglés). Ejerce en forma exclusiva de derecho de inmigración. El derecho de inmigración incluye peticiones familiares, visas de trabajo, visas de inversionistas, asilos políticos, ajustes de status, extensiones, precesos consulares, deportaciones, naturalizaciones, etc. Ha sido miembro de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio Hispana del Suroeste de la Florida y uno de los miembros fundadores de la Cámara de Comercio Hispana del Condado de Collier. Es secretario de Hispanos Unidos en Acción. Aparece en un segmento de inmigración en el programa de televisión “D’Latinos TV Show”. Usted puede llamar al (239)936-0800 para una cita.

David E. Plazas
Editor

—————————————————————————————–
GACETA TROPICAL The Spanish-language publication of The News-Press
Orgullo-Inmigrantes contribuyen al pais POR EFRAÍN SALMÓN esalmon@gacetatropical.com A comienzos del año 2003 el abogado puertorriqueño Ricardo Skerrett le planteó al pastor Israel Suárez, director ejecutivo de Nations Association, la idea de abrir una oficina de inmigración en esa caridad. La propuesta no pudo ser más oportuna porque Nations iba a inaugurar su nuevo local en Palm Beach Boulevard y buscaba la manera de ampliar su cobertura en favor de las familias necesi-tadas del área. En abril del 2003 Skerrett empezó a proporcionar asesoría legal de inmigración en Nations convirtiéndose pronto en uno de los abogados más conocidos de esa especialidad en el suroeste de la Florida. SU HISTORIA Skerrett nació en 1960 en Pon-ce, Puerto Rico. A los dieciocho años se matriculó en el Lafayette College East, de Pensilvania para estudiar bachillerato, del que egresó en 1982. El Lafayette está considerado como uno de los mejores colleges de la nación. Regresó de inmediato a Puerto Rico para ingresar a la Facultad de Derecho de la Universidad Inte- ramericana, donde se graduó de licenciado en derecho en 1985. Luego de trabajar como aboga-do y ser asesor legal del gober-nador de Puerto Rico, en 1999 decidió trasladarse a EE.UU. Llegó a Miami y, como cual-quier inmigrante, se dedicó ini-cialmente a diversos menesteres. Uno de ellos fue el telemarketing o ventas por teléfono. Finalmente pudo ejercer como abogado y se mudó en 2001 a Fort Myers por razones familiares. Aquí descubrió la necesidad que existía en esta zona por con-tar con abogados hispanos bi-lingües, expertos en inmigración. Fue así como en noviembre de ese mismo año empezó a prac-ticar en esta rama del derecho. Hasta que su amigo Jorge Car-dona, lo presentó al pastor Suárez. INMIGRANTES “FUERA DE ESTATUS” En Nations Skerrett atiende, en primer lugar y en forma gratuita, casos humanitarios factibles de resolverse como menores que cruzan la frontera sin acom-pañantes, víctimas de violencia domestica y mujeres abusadas por esposos ciudadanos. Pero la mayor parte de los asuntos que llegan a sus manos tienen que ver con ajustes de esta- tus por matrimonio, litigios, asilos políticos y visas de trabajo. El abogado puertorriqueño explica que el principal problema de los inmigrantes se refiere a estar “fuera de status”, tanto por haberse quedado en este país después de haberse vencido su plazo de estadía como por ser indocumentados. “A pesar de esto no he conoci-do ningún indocumentado que esté desempleado. Todos tienen trabajo y todos se la buscan para mantener a sus familias”, afirma. “Ellos representan un por-centaje sumamente alto de la población y, en la mayoría de los casos, son personas trabajadoras que han venido por necesidad económica y han logrado progre-sar y contribuyen a la economía al pagar impuestos”, subraya. LEY DE INMIGRACIÓN Skerrett considera no viable el reciente proyecto de ley de inmi-gración de la Casa Blanca porque logísticamente no es factible tras-ladar de EE.UU. a México a doce millones de personas, lo que in-cluye a hijos nacidos aquí. “Le saldría más caro al gobier-no, ya que se congestionarían las vías, la frontera y el comercio; y se necesitaría más personal para encargarse de ver esos casos en los consulados”, agrega. Pronostica que el congreso aprobará algo parecido a la pro- puesta McCain-Kennedy del año pasado siempre y cuando no se hable de amnistía y se otorguen fondos para cuidar la frontera. Recuerda que la reducción del apoyo hispano a los republicanos fue consecuencia directa de que no se aprobara la reforma de inmigración, así como del proyec-to que pretendió criminalizar a los inmigrantes ilegales. Sostiene que debido a que el código de inmigración es más complicado que el codigo de rentas internas, hace falta una reforma amplia y completa. Skerrett sostiene que los antiin-migrante no se dan cuenta que es-te es un país de inmigrantes; y que seguirán viviendo mientras exista demanda en el mercado y la economía puede seguir absor-biendo a esos trabajadores. “A través de historia, el flujo de inmigrantes ha sido constante y sólo se redujo durante la gran depresión”, dice este abogado a quien siempre le gustó la lectura, el estudio de la historia y la con-versación. El año pasado trajo de Puerto Rico a sus padres así como a su hermana menor. Con ellos y con su hijo de trece años, Ricardo Luis, comparte su tiempo libre. “Me siento muy complacido profesionalmente. Me gusta prac-ticar el derecho de inmigración porque siento que estoy ayudan-do a la comunidad y los clientes lo agradecen para toda la vida”, con-cluye. ORGULLO GACETA TROPICAL, del 13 al 19 de abril del 2007 | 16 Asegura abogado de inmigración Ricardo Skerrett Inmigrantes contribuyen al país